Sobrevivir a una cena de empresa

sobreviviracenadeempresa

Ya está aquí la Navidad. Los turrones llegan a los supermercados, los polvorones están por todas partes, Papa Noel se multiplica por infinito, los anuncios de perfumes y juguetes comienzan a bombardear nuestros televisores, tablets y móviles. Pero quizás el momento más temido por muchos sea….la cena de empresa. Sí, a esa cena le debes el mote que tienes en tu trabajo y es que el año pasado rebasaste todas las líneas.

¿Todos tus compañeros te han preguntado si vas a ir a la comida de empresa de este año? ¿Alguno te ha preguntado si tienes algo preparado para sorprenderles? ¿A otros se les escapa un hilillo de risa cuando les confirmas que vas a ir? Sin duda el año pasado te convertiste en el rey de la fiesta. ¿Quieres pasar más desapercibido este año?

5 Consejos para tu cena de empresa

1.- No estás con tus amigos de siempre, es una cena profesional. Evita esos chistes subidos de tono del año pasado. Es mejor que recurras a chistes malos. ¿No tienes repertorio? Enciende la tele y mira el concurso “Ahora caigo” es una auténtica mina.

2.- Cuida tu vestuario. Ve vestido de una manera formal, no vas a la fiesta de cotillón con tus amigos. Está bien que hagas un guiño al ambiente festivo, pero recuerda que no eres una de las burbujas de Freixenet.

3.- No pidas esa tan ansiada subida de sueldo en la comida de empresa. Deja esas peticiones para la oficina. Está bien que te relaciones con compañeros con los que habitualmente no tienes contacto, incluso que hables con ese jefe que parecía tan lejano, pero llévate cuidado y no ofendas a nadie.

4.- Temas prohibidos. La política y la religión están absolutamente prohibidos, sobre todo si no conoces demasiado la opinión del resto. Céntrate en los platos que estáis comiendo. Los menús de Navidad de los restaurantes vienen cargados de primeros, segundos y postres deliciosos, céntrate en ellos.

5.- No mezcles las bebidas. Si te gusta el vino, bebe vino; pero no lo mezcles con esa cerveza. Si te gusta la cerveza, no lo mezcles con ese vino. Y recuerda: un par de cócteles bien hechos , valen por 10 copas. ¿Se te han subido? Pasa a los cócteles sin alcohol.