Un cóctel para celebrar el día del Gin Tonic

Coctel Coruña

Este sábado es el día internacional del Gin Tonic. Un cóctel que en A Coruña se ha convertido en un clásico de cualquier sobremesa y que ha comenzado a copar la hora del vermú en su versión mini. El 9 de abril, este sábado, gran parte del planeta celebrará el día de este combinado, aunque el 19 de octubre también lo hacen otros tantos. Así es, el gin tonic tiene dos días para celebrar su existencia. Hay quien se queda con uno de ellos y hay quien se queda con ambos. Hoy vamos a conocer algo más sobre su historia.

¿Cuál fue el origen de este cóctel?

El Gintonic se realiza a partir de ginebra y tónica. Al contrario de lo que muchos piensan, la receta original de la ginebra no tiene su origen en Inglaterra, sino en Holanda. Los ingleses sólo tomaron la idea holandesa y la convirtieron en su bebida por antonomasia. Eso sí, la ginebra inglesa tenía menos sabor a cereal.
A finales del siglo XIX, en La India, antigua colonia británica, se está sufriendo una fuerte epidemia de malaria que intentaron paliar mediante la ingesta de quinina. Mezclaban la quinina con agua y aromatizantes. Más tarde para hacerla más digerible, sustituyen el agua por soda. Ya tenemos algo parecido a tónica.

La Unión de la ginebra y la tónica

Las tropas inglesas encontraban que esta mezcla era demasiado amarga y para hacer que su sabor les fuera más agradable comienzan a añadir un chorrito de ginebra y un poco de lima. Es el nacimiento del clásico cóctel que sería llevado por estos soldados a su país de origen. Y es que, a veces, los cócteles surgen de la manera más inesperada.

Un mini Cóctel para la hora del vermú

El Gintonic es un cóctel muy digestivo por eso se suele tomar después de una comida o cena. Sin embargo, desde que este cóctel se puso de moda, hemos comprobado que cualquier momento es bueno dependiendo de su combinación. ¿Por qué no tomarlo entonces a la hora del vermú? La ginebra ya se paseaba por esta hora del día a través del vermú rojo. Así es como han aparecido los mini Gintonics, una versión que ha llegado para quedarse.